jueves, 18 de mayo de 2017

Sobre el blog y la naturaleza transitoria de las cosas

La verdad es que llevo ya unas cuantas entradas publicadas en el blog pero quiero aclarar una cosa, la mayor parte de ellas se basan en ideas previas o trabajos anteriores, esto me ha permitido "vivir de las rentas" en muchas publicaciones pero el fondo de armario está camino de acabarse y es aquí donde quiero hacer la aclaración.

No le he puesto una fecha de caducidad al blog, aunque tampoco me he comprometido a que sea un producto perenne, y si bien hasta hora se viene publicando una entrada diaria no puedo garantizar que eso se convierta en una norma no escrita de esta página. Además creo que cada cosa tiene su momento y su sentido, y no creo que siga con el blog indefinidamente puesto que irremediablemente llegará un punto en el que recapitularé sobre los buscado y lo obtenido con él, y cuando me dé por satisfecho seguramente inicie un nuevo proyecto.

Normalmente no soy muy proclive a consumir formas de ocio que simplemente me sitúen como un mero espectador de los acontecimientos durante un rato largo, quizás pruebe a estar un tiempo dedicándome a las películas, la narrativa y otras hierbas.

Me gusta albergar cierto espacio para la incertidumbre, de momento seguiré por aquí.