viernes, 12 de mayo de 2017

El clan Thullison de la Fortaleza del Cuerno

Miniaturas pintadas por Moskagua.

Karak-Hirn (Ciudadela del Cuerno) es la más grande y rica de las fortalezas enanas en las Montañas Negras. Sin embargo, se trata de una fortaleza muy tradicional, pues su rey Alrik Ranulffson es especialmente devoto de las maneras de los ancestros. Eso se refleja en todos los aspectos de la vida en Karak-Hirn, especialmente en la composición de sus ejércitos, que miran con reticencia cualquiera de las recientes (al menos desde el punto de vista enano) invenciones del Gremio de Ingenieros.

El clan Thullison es originario de Karak-Hirn y se dedica al comercio de lana de cabra montañesa y sus derivados, el hecho de que las Montañas Negras estén más cerca del Imperio o de Tilea que las Montañas del Fin del Mundo ha posibilitado que la fortuna del clan Thullison sea considerablemente rico para los estándares humanos. Una particularidad que comparten la mayoría de los miembros del clan es que suelen ser poco agraciados según los cánones de la belleza enana. Otra particularidad es que el afán de riquezas natural a todo enano les llevó a pedir permiso para colonizar y crear un asentamiento vecino a Karak-Hirn que acabó llamándose la Fortaleza del Cuerno.

Debido a que el clan Thullison carece de sangre noble, la Fortaleza del Cuerno está gobernada por nobles menores de Karak-Hirn que se asentaron allí tras un intricado proceso de pactos y juramentos según las leyes de los enanos, además es esta nobleza la que tiene el mando de las fuerzas de la Fortaleza del Cuerno y aporta varios clanes guerreros. Los enanos del clan Thullison de contentan con esto, pues tienen libertad total para el comercio y además, después de algunos cientos de años desde su fundación, la Fortaleza del Cuerno es ligeramente menos tradicional que Karak-Hirn en sus costumbres, aunque para una extraño quizás la diferencia fuera inapreciable. A todos los efectos se considera que el rey de Karak-Hirn es el rey de la Fortaleza del Cuerno.

El clan Thullison aporta su propia fuerza de combate, aunque carece de líderes militares (pues este rol lo desempeña la nobleza) más allá de los campeones de las unidades. Es un ejército compuesto casi en totalidad por guerreros y atronadores, además de por los montaraces de Karl Snorrison que patrullan los alrededores de la fortaleza en busca de amenazas. También cuenta con una dotación de cañones ligeros experimentales adquiridos al Gremio de Ingenieros. Esta tolerancia por la pólvora es seguramente el rasgo más distintivo de la Fortaleza del Cuerno. Por último, la unidad más irregular de las defensas la componen los Hermanos Juramentados, una unidad de matadores de la que se dice que se trata de un grupo de parientes enanos que se vieron involucrados en una propuesta de matrimonio fallida (un asunto de suma importancia en la vida enana).








Enlace de descarga: