martes, 23 de mayo de 2017

Algunos juegos de cartas coleccionables online y sus decesos

He caído en la cuenta de que he probado unos cuantos juegos de cartas online que a día de hoy han sido descontinuados por sus creadores y quiero darles un pequeño repaso.

El primer de todos fue Warstorm, que cuando lo jugué estaba disponible en Facebook. Era curioso como juego de cartas puesto que la únicas decisiones del jugador recaían en la configuración del mazo o mazos que se usaban en las partidas, ya que todo el proceso de juego estaba automatizado. Mecánicamente disponíamos de una zona donde automáticamente se iban poniendo cartas según avanzaban los turnos y se iban descontando puntos de su coste, al llegar este a 0 las cartas entraban en el campo de batalla donde se iban acumulando e iban atacando a lo que tenían enfrente ya fuesen criaturas enemigas o los puntos de vida del jugador enemigo si el camino estaba despejado. Tengo el recuerdo de haber podido completar un mazo con todas las cartas que deseaba incluir y que para ello tuve que abrir más de 200 sobres buscando una carta específica (un héroe élfico del set básico de elfos). Otra característica peculiar es que las cartas tenían dos versiones, una normal y una más rara de encontrar que era igual solo que con su coste reducido 2 puntos (el héroe que buscaba era la versión especial). Me lo pasé muy bien con este juego y lamento que cerrase.



El siguiente fue Confrontation, con ilustraciones sacadas del material que Rackham creó para el wargame del mismo nombre y que era enormemente similar a Warstorm, aunque añadiendo una mayor complejidad en cuanto al número de reglas y efectos especiales de la cartas. Me gustó menos que Warstorm. Una anécdota es que aquí las cartas no tenían las dos versiones anteriormente comentadas de Warstorm sino cuatro, puesto que aparte de versiones más raras con coste reducido, había también versiones con una ligera mejora (como un punto más de resistencia en las criaturas) y la versión que aunaba el coste reducido y la mejora.


El tercer juego fue Yu-Gi-Oh BAM, juego muy sencillo en el que nuestra zona de combate estaba dividida en dos zonas, una para colocar criaturas y otra para colocar hechizos y al pulsar el botón de BAM se activaban todos los efectos en orden, combatiendo las criaturas entre ellas y sufriendo daños los jugadores si procedía. También estuvo disponible en Facebook.



El último juego fue Might and Magic Duels of Champions, con conceptos muy parecidos a Magic the Gathering pero añadiendo la división del campo en filas y columnas que tenían una importancia clave en la partidas, puesto que regía cuando se podía atacar a las criaturas o el jugador contrario además de
que cartas se vían afectadas por otras en función de donde estuviesen situadas. El juego primero dejo de recibir soporte y actualizaciones durante un tiempo y finalmente fue cerrado. Creo que fue un gran juego, aunque con algunas decisiones de diseño respecto de ciertos tipos de cartas (algunos hechizos y fortunas concretos) que afeaban el conjunto.