miércoles, 19 de abril de 2017

Volviendo a jugar a ser adivino - cómo serán gráficamente los videojuegos del futuro

Con esta entrada quiero volver a tratar un tema que ya traté en un artículo anterior (no publicado en el blog), el cuál no adjunto por dos razones, la primera es que es una de esas cosas que escribimos hace tiempo y con la que después no estamos contentos pasado un tiempo, la segunda es que creo que se podía enfocar el artículo de una manera más directa.

La idea principal trata de como los videojuegos han ido evolucionando gráficamente, partiendo de un paradigma en el que las 2D's eran mayoritarias hasta el actual, en el que se ha consolidado el 3D's. He de decir que siempre desde el punto de vista de la corriente mainstream, ya que no voy a entrar en las tendencias indies.

Una de las cosas que se puede observar a lo largo de las diferentes generaciones de consola y ordenadores hasta llegar hasta hoy es que los estilos gráficos se van perfeccionando paulatinamente hasta llegar a su máximo nivel justo antes de ser abandonados por nuevos estilos. Por ejemplo, la animación 2D nunca dejó de evolucionar hasta que fue abandonada en favor del 3D. Sin embargo, se puede apreciar cierta obsolescencia programada en los sistemas, así como falta de optimización respecto a la posibiliades del hardware, puesto que los títulos que mejor aprovechaban las posibiliades gráficas eran siempre los últimos. Y es aquí cuando creo que los elementos que siempre se están intentando mejorar son fluidez, nitidez y detalle, y que los juegos del futuro destacaron en estos elementos porque en algún momento se debe llegar a una nitidez cristalina, totalmente fluida y todo lo fotorrealista que el diseño artístico considere necesario.

También creo que la normal evolución de la industria (intereses) garantizará que esto solo llega a ocurrir dentro de muchísimos años.