sábado, 15 de abril de 2017

Un poco más sobre las ambientaciones de rol breves

Quisiera añadir la puntualización de que la anterior entrada está redactada de modo similar a las introducciones de los manuales básicos de rol, pero que la idea era mostrar unas ideas definitorias de la ambientación de manera breve y concisa, como ejemplo de material que un narrador puede utilizar para realizar una campaña si necesidad de tener una gran extensión.

Además, aquí os dejo su versión en pdf:


En esta entrada quiero tocar también un poco un aspecto de la creación de ambientaciones, con una que tengo en el cajón de los desarrollos. Se llama "La península de la Estrella de Mar". Lo que voy a tratar en esta entrada es la manera en que las decisiones de diseño dan forma a las ambientaciones.

Partimos de la base de que quiero que la ambientación cumpla estas premisas:

- Es una ambientación para partidas basadas en la exploración.
- Es del tipo honobono (sentimiento agradable).
- Tiene cierta inspiración en los cuentos populares clásicos por lo que también tiene un pequeño matiz siniestro.
- Ningún proceso del juego puede tener su explicación en la "magia" en sentido amplio.

Sobre lo del honobono, Other Selves publica la versión en español de Ryuutama, que es el juego por el que conocí ese subgénero. La idea es potenciar los sentimientos bucólicos y amigables en las partidas, por decirlo de una manera rápida, Ahora me voy a centrar en el último punto con un ejemplo como serían las habituales pociones de curación.

El fruto del árbol de nanites

En algunos puntos a las afueras de la Ciudad crece el árbol de nanites. Sus frutos son muy apreciados por sus propiedades curativas y por los zumos que se elaboran a partir de ellos, de sabor dulce y refrescante, y que tienen la propiedad de hacer que las heridas se cierren y curen en un abrir y cerrar de ojos, por lo que son muy apreciados por viajeros y aventureros.

Para el que haya leído la anterior entrada del blog (Cristal de Sangre) tal vez el cambio de estilo respecto a este producto le resulte chocante, pero me gusta la variedad en el rol. Ahora bien, centrándome en las pociones de nanites, aparentemente no difieren mucho de las típicas pociones de curación, aunque la diferencia está en el por qué de sus efectos. La explicación extendida es la siguiente, el fruto de nanites contiene lo que podríamos llamar "nanobots orgánicos" que además tienen un efecto positivo (reparador) sobre los que se comen sus frutos, estos es así como parte de la estrategia evolutiva del árbol y porque ha sido creado a partir de ingeniería genética por algún tipo de inteligencia o poder superior. 

Evidentemente, no estoy tratando de hacer ciencia, solo estoy dotando de una explicación pillada con alfileres a un proceso "milagroso", que sustituye a la habitual explicación de "lo hizo un mago". Además las gentes de esta ambientación simplemente consideran los frutos nanites como un "regalo de la Diosa". Esta dualidad creencia/realidad de las cosas puede dar mucho juego en las partidas.

Espero traer algunas cosas más de La península de la Estrella de Mar por el blog.