miércoles, 5 de abril de 2017

Reflexiones, poesías y un delfín tras un velero - El pequeño bebé / La pequeña bebé

Tengo que confesar que he hecho mis pinitos en la poesía, aunque también es algo que no toco demasiado a menudo y en lo que todavía estoy en los inicios, cosa de la que me doy cuenta cuando vuelvo la vista atrás sobre las cosas que he escrito en el pasado.

Uno de los proyectos que todavía tengo pendientes de revisión, la eterna revisión, es el que da título a la entrada, un poemario surgido en extrañas circunstancias y con más extrañas inspiraciones. No soy un gran consumidor de poesía, sin embargo mi autor favorito es Lopoldo M. Panero, aquél poeta maldito que vivía en un psiquiátrico, y cuando hago versos me alejo bastante del estilo romántico. 

Aunque el poemario tiene bastantes cambios de estilos dentro de su texto, e incluso hay espacio para una anécdota amable en forma de dos poemas que surgieron como celebración del nacimiento de Elena, la hija de mi amigo Víctor y que después adapté para las ocasiones en las que un conocido amplía la familia.

A continuación os dejo con ellos, y en posteriores entradas seguiré tratando el tema del poemario según vaya realizando avances.