domingo, 23 de abril de 2017

La importancia de una buena comunidad en el hobby

Aclaración: Originalmente iba a titular este artículo "La importancia de la comunidad en el hobby",  sin embargo al comentárselo a un amigo, comprobé que la palabra comunidad podía interpretarse en un sentido muy amplio, y que era necesario acotarla a una "buena comunidad", y es precisamente el porqué de esa bondad lo que vertebra este artículo.

Por comunidad se entiende un grupo de seres humanos que tienen algo en común, pero me voy a referir sobre todo a la comunidad en Internet de aficionados a los wargames, en concreto y como ejemplo, a Warhammer. De todos los aspectos de la comunidad, me voy a centrar en la parte más "productiva", es decir en todos los artículos y comentarios en foros que generan los aficionados, en tanto que nos ofrecen la posibilidad de comunicarnos con gente con gustos parecidos y recabar información interesante sobre nuestra afición.

¿Pero todos los miembros de la comunidad tendrán gustos parecidos a los nuestros y toda la información nos resultará interesante? obviamente no. Es por eso que hay que intentar encontrar esa comunidad global, una buena y productiva comunidad afín a nosotros.

¿Y cómo encontrarla? bueno, hay que matizar que hay que encontrarla y también construirla. Si bien voy a empezar por la primera parte, en muchas ocasiones algo que es necesario para encontrar una buena comunidad también es necesario para hacerla crecer.

Primero, desde el punto de vista de nosotros como receptores de información, encontraremos con que actualmente Internet ofrece una gran cantidad de fuentes de información sobre el hobby. No voy a hacer en este artículo apología del sectarismo, pero con la variedad actual no debería ser difícil encontrar un buen puñado de sitios que ofrezcan información nueva y que no se encuentren a más de un "paso" de nuestra forma de entender el hobby. Estos sitios no serán de gran ayuda como generadores de noticias, lo que es muy importante para mantener conversaciones con otros miembros de la comunidad.

Una vez que tenemos estas fuentes primarias de información queda la labor de encontrar a alguien que tenga un perfil más o menos parecido al nuestro, con el cual contar nuestras batallitas favoritas. Y aquí viene una de la partes en las que encontrar y crear comunidad confluyen, y es en tratar de evitar la pasividad. Si simplemente nos limitamos a leer noticias y comentarios perderemos 4 cosas importantes: La capacidad de crear nuevos temas o aportar algo a la discusión, lo que nos lleva a perder la oportunidad de ver cómo responden otros usuarios a lo que expresamos y con eso poder estimar quien nos resulta más afín, el simple y sano ejercicio de mostrar nuestra opinión, y finalmente una gran cantidad de tiempo, pues de la información disponible solo nos interesará una minúscula parte.

Así que una parte importante consiste en no permanecer pasivo, mayormente para no perder el tiempo, aunque esta no pasividad no debe convertirse en un monólogo ni en una exposición constante de méritos, porque eso no genera un espíritu de grupo de iguales, sino una mentalidad de show televisivo. Cuando alguien comparte contenido lo mejor que puede pensar es que así está teniendo la oportunidad de crear esa buena comunidad, de la misma forma lo mejor que se puede hacer ante algún contenido que nos llama la atención es dar nuestra sincera opinión.

Pero volviendo un poco al tema de la pérdida del tiempo, pues al final nuestro tiempo parece que se organiza en pedazos de quince minutos y no en horas, lo mejor es que todos los miembros de esa buena comunidad estén lo más implicados que sea posible, y seguramente lo estarán si comparten un espacio común donde se encuentren cómodos. Aquí el consejo que doy es simple, si no encontráis sitio alguno en el que os sintáis plenamente cómodos montad un foro propio, o incluso un blog o similar. Por poco rendimiento que le saquéis será mucho mayor a tener que mirar una decena o más de otros sitios en donde mayormente vais a dedicaros a mover hacía abajo la ruedecilla del ratón demasiado rápido.

Otra cosa a evitar si lo que se quiere es disfrutar del hobby, es la racionalización en exceso del juego. Me explico, sin meterme a aventurar temas del funcionamiento del cerebro, lo mejor de este hobby raramente son largos razonamientos científicos sino sensaciones viscerales. No estoy diciendo que las opiniones no deban ser convenientemente argumentadas, sino que seguramente las mejores recuerdos sean sensaciones como la primera vez que se vio aquella miniatura impresionante. El aspecto imponente de la mesa de juego en una partida multijugador, la expectación de una partida reñida o simplemente las potentes ilustraciones de los manuales. Y claro, cuando uno se dedica a las matemáticas parece que las muchas dimensiones del hobby se aplanan y olvidamos lo que importa. Quiero decir con esto que hay temas que son bastante estériles y que el Warhammer de cafetería mata al hobby*. Así que otro consejo es intentar dirigir los esfuerzos creativos hacia campos satisfactorios, aquellos donde la gente pueda aportar y que obtengamos algo nuevo sin quemarnos.

Y eso es lo que quería decir sobre la importancia de una buena comunidad, pues si se consigue nuestros ratillos serán más agradecidos y tendremos una buena base con la cual seguir disfrutando del hobby, que tan buenos ratos no dio en el pasado y aún puede darnos. Porque adaptando el discurso final de Chaplin en el Gran Dictador, "la edad de oro del hobby está dentro del hombre, pero no de un solo hombre, sino de todos los hombres".

*Dícese de aquél en el que las partes implicadas van turnándose para destacar la cuasi invencibilidad de una unidad, a lo cual otra parte responde con una unidad que vence a la anterior y así sucesivamente, dando lugar a un diálogo de besugos.